Mariscos

ok mariscos

Los mariscos, ya sean crustáceos o moluscos, se presentan como uno de los lujos de nuestra gastronomía, hasta tal punto que se puede decir que España es el paraíso del marisco. Procedentes tanto del mar como de los ríos, este alimento siempre ha sido uno de los más importantes dentro de la dieta del ser humano.

Aunque la mayor parte de los mariscos españoles proceden de aguas gallegas, también se pueden encontrar productos de alta calidad en otros mares de nuestro país. Así, de Galicia son las nécoras, donde las hembras destacan por su calidad; las ostras de Arcade, que se consumen crudas; el percebe, en el que se puede ver a simple vista su calidad siempre y cuando sea grueso y de pequeño tamaño. Sin olvidar las vieiras, los berberechos, el pulpo, los mejillones (también presentes, aunque de menor tamaño, en aguas de la Comunidad Valenciana) y las almejas de Carril, de la ría de Arosa, que tienen el orgullo de ostentar el título de ser las más deseadas.

El bogavante gallego y el centollo del cantábrico, aunque escasos, son manjares exquisitos junto a la cigala, de la familia del bogavante.

Si viajamos un poco más hacia el este, llegamos a Asturias. Sus aguas nos regalan mariscos tan apreciados como las nécoras o andaricas, el oricio o erizo y el llampare o lapa. Y de Cantabria obtenemos las mejores ostras.

El sur de España tampoco tiene nada que envidiar cuando hablamos de mariscos. Aunque el camarón se captura en todos nuestros mares, hay que señalar especialmente los que provienen de las costas de Almería y Granada. Además, son excepcionales las gambas rojas de Denia, Palamós y Garrucha, y la blanca de Huelva. El mejor langostino lo encontramos en Sanlúcar, seguido muy de cerca del de Vinaróz. En Andalucía la ortiga de mar u ortigilla es considerada como un marisco exquisito.

La diferencia entre agua dulce y agua salada hay que tenerla en cuenta, pues no todos los mariscos viven en el mar. Es el caso del cangrejo de río, aunque en la actualidad es muy difícil de encontrar; frente al cangrejo de mar, uno de los mariscos mas populares de la gastronomía española y que se captura en las rocas cuando baja la marea.

Por último, la apreciada langosta del mar Cantábrico, de las Islas Baleares, Canarias y la Costa Brava.