Todos los sentidos

Durante demasiado tiempo se pensó que los sentidos realmente espirituales eran solo la vista y el oído. El olfato quedaba para los perfumistas y los oportunistas, y el gusto y el tacto eran considerados directamente sentidos pecaminosos, representados por la gula y la lujuria. Casi pecados capitales…