Conservación

Latas y frascos: máxima calidad para siempre

La conservación de productos, ligada íntimamente a la historia de la gastronomía, se inicia en el momento en que el hombre descubre la necesidad de preservar, en tiempos de abundancia, ciertos alimentos que tal vez más tarde comiencen a escasear. Ese es un hecho casi ancestral, aunque el perfeccionamiento de esta técnica es un logro social relativamente reciente. ()