Alimentaria de Barcelona

Barcelona siempre ha tenido vocación ferial. Posiblemente por su situación portuaria y por ser históricamente centro de comercialización de una importantísima diversidad de productos de las áreas agrarias e industriales. La Exposición Universal de 1888 y la Internacional de 1929 certificaron mundialmente su importancia como centro mercantil.

Alimentaria se celebró por primera vez en el año 1976, aunque anteriormente estuvo amparada por el salón del Envase y el Embalaje. Desde entonces su crecimiento ha sido espectacular en visitantes y expositores. Dos razones: su desarrollo ha sido paralelo al de la producción y al de la industria alimentaria española y, además, en estos momentos se encuentra al nivel de las otras dos ferias más importantes que se celebran en Europa, el Sial de París y Anuga en Frankfurt, con las que forma el trío de Ferias consideradas de alcance internacional. Su celebración es bianual y tiene lugar en los años pares ya que en los impares se celebra Tecnoalimentaria, dedicada a maquinaria, equipamiento comercial, logística, medio ambiente y tratamiento de residuos.

Las cifras ofrecen una idea de su dimensión: en Alimentaria 2014 hubo 14 salones y, como en ediciones anteriores, destacó la innovación, las tendencias y la internacionalización. Hubo 3.800 empresas expositoras de las que cerca de 1.000 eran extranjeras de 50 países diferentes; muchas europeas pero también de Estados Unidos, Latinoamérica y Asia. Además, se presentaron unos 2.500 expositores españoles, lo que significa que estuvo presente una parte muy importante de nuestro sector alimentario.

Aunque el número de visitantes es muy elevado, aproximadamente 150.000, lo es mucho más su profesionalidad, porque prácticamente la totalidad son especialistas. Entre ellos, se contabilizaron hasta 40.000 compradores extranjeros. Sin duda un dato determinante para el incremento de las exportaciones españolas.

En el marco de Alimentaria se celebran también ciclos de conferencias sobre alimentación. Merecen la pena destacar las dedicadas a la Dieta Mediterránea, hábitos alimentarios, tendencias de consumo, avances científicos y tecnológicos o sobre la seguridad alimentaria y la innovación en diferentes sectores. Así, las más de 50 ponencias y mesas redondas que se celebraron ofrecieron una amplia cobertura a los temas y a los problemas más actuales. También se celebró durante estos días The Alimentaria Experience, un show gastronómico innovador e interactivo que contó con más de 50 chefs que sumaban cerca de 50 estrellas Michelin.

Para hacernos una idea de la magnitud de esta feria nacida en Barcelona, su éxito ha hecho posible la celebración de Alimentaria México, Alimentaria Brasil y Alimentaria Lisboa.

Más información en: www.alimentariabarcelona.com