Tapas

El concepto gastronómico español más universal, la auténtica patente gastronómica nacional

Aunque históricamente tuvieron otro significado, hoy, el concepto de tapa se utiliza como genérico: habla sobre la cocina española actual y, sobre todo, de la gastronomía que queremos dar a conocer en el mundo. En el fondo, la cocina oriental, especialmente la japonesa y también la china, son cocinas de tapas. Pero, sin duda, quien ha puesto de moda en el mundo esta nueva forma de cocinar y de comer es España. En el marco genérico de la cocina de tapas, de la cocina de la libertad, habría que distinguir dos espacios:

A) Pinchos del norte vs. tapas del sur: Es una comida más simple y tradicionalmente “pinchada” en un palillo o servida en porciones pequeñas pero que, actualmente, puede extenderse al servicio en cuchara o que invita a usar los dedos en un plato o bandeja. Se trata de porciones pequeñas, sencillas y que pueden comerse con una mano mientras que en la otra se sostiene la bebida. Además, pueden tomarse de pie, en la barra o sentados y en principio para elaborarlas no se necesita una cocina completa,  basta con una plancha y una freidora. España es, sin duda, el paraíso de los pinchos en el norte y de las tapas en el sur.

 B) Cocina en miniatura: Aunque se trata también de tapas en el sentido genérico de la palabra, la diferencia reside en que en este caso se requieren cazuelitas, platos y normalmente cuchillo y tenedor, lo que imposibilita tomarlas de pie. Se debe estar sentado junto a la barra o bien en una mesa tradicional. Una cocina para disfrutar sin las exigencias de antaño, más divertida, accesible y acorde con las dificultades que están obligando a un ajuste en el campo de la restauración pública.